Defendamos las lomas

¡Una victoria en la lucha por las soluciones climáticas REALES!

Publicado: 2018-03-12


Cuando salimos de la sala de audiencias, el alivio fue palpable. Después de horas de testimonios, nosotros - líderes indígenas y defensores de la justicia ambiental - habíamos convencido a una poderosa agencia reguladora de California para que no aprobara una normativa para un marco global que (como argumentamos en nuestros testimonios) representaba una salida fácil para los que contaminan a expensas de los pueblos que viven en los bosques tropicales y comunidades de primera línea.

Si se aprobaba, estas Normas De Bosques Tropicales de California se habría dado el sello de aprobación de California para que las compensaciones de carbono forestal y se sentaría las bases para que California incorpore las compensaciones forestales internacionales en su programa del Cap and Trade, un sistema que pone límite en emisiones carbonos y permite la compra y venta de derechos de emisiones carbonos. Los programas de compensaciones forestales internacionales permiten que grandes contaminadores como las refinerías de petróleo y la industria de aviación paguen para "proteger" los bosques y otros sumideros de carbono en lugar de reducir realmente sus propias emisiones de carbono.

Los programas de compensación no solo permiten la continuación de la contaminación, sino que estos esquemas de protección forestal en particular tienen un historial malo de protección de los bosques y a menudo llevan al desplazamiento de los pueblos indígenas que han protegido sus tierras durante milenios. Además, los planes de compensación perjudican a las comunidades- predominantemente gente de color y pueblos indígenas- que viven en la cercanía de los contaminadores industriales de todo el mundo porque permiten que los contaminadores continúen arrojando toxinas al aire.

Por estas razones y otras más, Amazon Watch y cientos de otras organizaciones, grupos comunitarios, y académicos se opusieron firmemente a las Normas De Bosques Tropicales. Sabemos que la acción climática es urgente y que proteger los bosques tropicales es clave para evitar un cambio climático catastrófico. Y sabemos que la expansión de los mercados de compensación de carbono no protegerá a las comunidades vulnerables ni ayudará al mundo a alcanzar nuestros objetivos climáticos.

Entre las personas que testificaron ante la Junta de Recursos del Aire estaba Marlon Santi, el coordinador nacional del partido indígena Pachakutik y ex-presidente de la población Kichwa de Sarayaku. Tanto él como otros líderes de la delegación internacional en la reunión plantearon las implicaciones para los derechos humanos de las Normas de Bosques Tropicales y otros programas que se encuentran bajo la rúbrica de REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal). Estos programas carecen de los medios para garantizar que los gobiernos y las empresas consulten adecuadamente a los pueblos indígenas y respeten el derecho de estas comunidades a rechazar cualquier proyecto en sus territorios, lo cual está consagrado en las normas internacionales como el derecho al Consentimiento Libre, Previo e Informado, o CLPI. Después de todo, muchas comunidades no quieren ver sus bosques sagrados mercantilizados.

En las palabras de Marlon: "Somos defensores del bosque y el cielo. No permitiremos que el cielo se convierta en una empresa comercial. Si quieres salvar el planeta, debes dejar de ser hipócritas. Tienes que reducir las emisiones de carbono en su fuente y dejar el petróleo bajo el suelo.”

De la misma manera, en Amazon Watch creemos que California debe comenzar por su propio región, negando todos las licencias para nueva infraestructura de combustibles fósiles en el Estado. Una nueva investigación de Stockholm Environment Institute apoya este llamado a la acción, y lo llama "el próximo gran paso en la política climática.” California también debe crear un plan para sacar al Estado de los combustibles fósiles, incluida dejando de importar petróleo crudo de la selva amazónica.

La mitad del petróleo crudo exportado desde la Amazonía occidental es comprado y procesado por las refinerías de California. El hecho de que las Normas De Bosques Tropicales podría eventualmente permitir que estas mismas refinerías se reviertan y compren créditos de compensación de las regiones amazónicas devastadas por la perforación petrolera es irónico y muy preocupante, al igual que el hecho de que los programas de compensación permiten que los contaminadores industriales continúen arrojando toxinas a comunidades en California.

Debido a todos los daños conectados que de estas Normas De Bosques Tropicales podría llevar, la oposición al estándar fue diversa y poderosa. El viernes, nuestra coalición, formada por líderes indígenas, defensores de la justicia ambiental, y organizaciones ecológicas, hizo algo que parecía improbable: convencimos a la junta del órgano regulador más poderoso del estado de California para que demore el voto sobre un marco regulatorio que ha estado elaborando desde hace décadas.

En las próximas semanas y meses tendremos reuniones e informaremos a los políticos y reguladores sobre alternativas a las compensaciones forestales internacionales y continuaremos alzando nuestras voces contra las falsas soluciones climáticas. Pero por ahora, tomaremos una respiración profunda y celebraremos esta victoria importante.


Escrito por

Amazon Watch

Amazon Watch acompaña a pueblos amazónicos en la reivindicación de sus derechos colectivos y territoriales.


Publicado en

amazonwatch

Amazon Watch acompaña a pueblos amazónicos mientras reivindican sus derechos colectivos y territoriales contra intereses transnacionales.