no le saca la vuelta a la ley

Los Sapara, amenazados por la explotación petrolera

Se reúnen con representantes del Estado sobre la proclamación de UNESCO

Publicado: 2017-08-01

Por: Carlos Mazabanda

En 2001, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), proclamó la herencia oral y manifestaciones culturales del Pueblo Sapara - Ecuador, Perú – como Obra maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, este reconocimiento se dio en el contexto de fragilidad y amenaza que atraviesa su cultura: pocos individuos que hablan su idioma y una población que no supera los 500 habitantes.

Con esta designación, UNESCO busca salvaguardar el patrimonio cultural, expresiones vivas heredadas, así como conocimientos, y prácticas relativas a la naturaleza, que se transmiten de generación en generación en el Pueblo Sapara.

Sin embargo, y pese a la importancia que esta proclamación conlleva, no ha sido suficiente para que el Pueblo Sapara pueda proteger su cultura y territorio, que se ha visto amenazado por la posibilidad del desarrollo de la industria petrolera en su territorio. En tal virtud, los Sapara, entre las varias acciones que a nivel internacional están efectuando para la defensa de sus derechos, enviaron un comunicado hace un año a UNESCO, sede de París, para alertar a la Directora General, Irina Bokoba, sobre esta grave situación.

En este contexto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador convocó, el pasado lunes 24 de julio, al Pueblo Sapara, en la cual participaron, además, por el Estado ecuatoriano, delegados del Ministerio de Cultura y del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. Entre los delegados del Pueblo Sapara asistieron, Gloria Ushigua, Presidenta de la Asociación de Mujeres “Ashiñwaka”; Manari Ushigua, Presidente de la Nación Sapara del Ecuador; y Marlon Vargas, Presidente de la organización regional CONFENIAE.

La reunión inició con la presentación los asistentes, posterior a ello, se dio la palabra a Manari Ushigua quien inició saludando la iniciativa de convocar a la reunión, para inmediatamente abordar la problemática:

“En enero de 2016 se concesionaron 2 bloques petroleros en nuestro territorio, sin que se haya cumplido con el derecho a la consulta previa libre e informada; Ninguna autoridad del Estado relacionada al ámbito de cultura se pronunció al respecto, menos aún discutió las consecuencias de esta decisión; Por eso nos vimos en la necesidad de informar a UNESCO sobre esta situación. Es muy grave que el Estado ecuatoriano incumpla con el reconocimiento de UNESCO con la intención de explotar petróleo en nuestro territorio, más grave aún si recordamos que el Estado ecuatoriano, en 2010, reconoció a los saparas como Patrimonio Nacional.”

Efectivamente, los denominados bloques 79 y 83 fueron concesionados a la empresa Andes Petrolum conformada por aportes accionarios de las empresas China National Petroleum Corporation (CNPC) y China Petrochemical Corporation (Sinopec); mediante contrato firmado el 25 de enero de 2016, a un plazo de 4 años para las actividades de exploración, y a un plazo de 20 años para la explotación. A estos bloques se le debe añadir el bloque 74, que fue asignado a la empresa estatal Petroecuador; con lo cual se ve afectado el 59,44% del territorio Sapara.

Es importante mencionar que estos territorios se caracterizan por su alta diversidad biológica y su bajo grado de intervención, es así como, el 98% de su territorio aún está considerado como bosque tropical primario.

Existe una estrecha relación entre los pueblos indígenas y su naturaleza, debido a que de ella depende la realización de actividades cotidianas para su subsistencia, como son: la caza, la pesca y la recolección. Es por ello que el desarrollo de la industria petrolera en sus territorios afectaría directamente en su forma de vida y en la relación espiritual que mantienen con el bosque, ríos, cascadas, animales y otros seres intangibles que habitan en su territorio, con los cuales han desarrollado un conocimiento especializado que define su identidad cultural.

En este sentido Manari agregó:

“El reconocimiento de UNESCO es para conservar la cultura y tradición de los Sapara, así como los recursos naturales que están en nuestro territorio: el bosque, el agua, el petróleo; todo esto constituye el patrimonio, ya que son partes esenciales de nuestra forma de vivir en la selva.”

Los funcionarios del gobierno ecuatoriano presentes en la reunión reconocieron la gravedad de la situación al manifestar que, “estamos hablando de la posible desaparición de una cultura”, situación que “debe ser tratada y analizada por tomadores de decisiones a nivel de los Ministros y del Presidente del Ecuador.

Otro funcionario manifestó que ha existido interés en trabajar en un plan de salvaguardia de la cultura, pero que se les ha dificultado su implementación, debido a que los Sapara están divididos y al considerarlo un asunto interno de la organización, han optado por no inmiscuirse pues es un asunto ajeno al Estado.

Manari, en tono tajante rechazó ese comentario, manifestando lo siguiente:

“La división no fue provocada por las comunidades, fue el Estado quien lo provocó y debe reconocerlo. La solución a la división de los Sapara es que se dén por terminado los contratos que se firmaron con la empresa petrolera ya que fue la razón de todos los problemas en nuestro territorio. La solución de esta situación está en manos del Estado”

Estaba por concluir la reunión cuando los representantes del Estado asumieron el compromiso de formar una comisión interinstitucional de alto nivel, que incluya los siguientes aspectos: salud, educación, recursos naturales entre otros.

Gloria Ushigua fue la última en tomar la palabra y exigió:

“Se debe quitar el nombramiento que el gobierno ha dado a Bacilo Mucushigua para que represente a los Sapara, y a nombre nuestro, reciba dinero por apoyar los proyectos petroleros. ¿Esto no es corrupción? Deben quitarle ese nombramiento”.

Y es que los Sapara desde que se anuncia la licitación de bloques petroleros en su territorio, en noviembre de 2011, expresaron su rechazo a la explotación petrolera, decisión que fue tomada y reafirmada en varias ocasiones en su máximo organismo de toma de decisiones, la Asamblea. A pesa de ello, el que fuera Presidente de la organización Sapara (Nación Sapara del Ecuador - NASE), Bacilio Mucushigua, en 2012, promovió el ingreso a territorio de la Secretaría de Hidrocarburos (SHE), institución a cargo de la licitación petrolera, sin que para ello haya habido conocimiento o consentimiento de las comunidades y el Estado justificó esto como “consulta previa”. Está situación provocó la inestabilidad organizacional, ya que los Sapara en Asamblea resolvieron destituir a Bacilio Mucushigua por haber incumplido con las resoluciones de la organización al permitir la entrada de la SHE a unas pocas comunidades. Desde entonces los Sapara han elegido representantes que han cumplido con el mandato de trabajar en favor de los derechos colectivos de las comunidades acatando las resoluciones de no dar paso a un proyecto petrolero en sus territorios, pero hasta el presente esta directiva no ha podido ser legalizada ante las instancias estatales pertinentes, la Subsecretaría de Pueblos e Interculturalidad de la Secretaría Nacional de la Gestión de la Política (SNPG).

Se dio por terminada la reunión, y ya en los pasillos, se nos confirmaba que al día siguiente, a las 3 de la tarde, varias autoridades del Estado, se reunirían con la Directora de UNESCO, Irina Bokoba, en las instalaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores. Los Sapara en seguida solicitaron que se les incluya en la agenda, pero la respuesta fue esquiva, manifestando que se desconocían mayores detalles de esa reunión.

Los Sapara no desistieron, y al día siguiente se presentaron desde el mediodía en el edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores, e hicieron varias averiguaciones; sin embargo las respuestas fueron esquivas una y otra vez. Esperaron por horas, pero lastimosamente, esta vez su paciencia no fue recompensada, y el encuentro entre la Directora de UNESCO y los representantes Sapara, Obra maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, no llegó a efectuarse.


Escrito por

Amazon Watch

Amazon Watch acompaña a pueblos amazónicos en la reivindicación de sus derechos colectivos y territoriales.


Publicado en

amazonwatch

Amazon Watch acompaña a pueblos amazónicos mientras reivindican sus derechos colectivos y territoriales contra intereses transnacionales.